HANG. Cuando el bienestar llega a través de la música.

by

Mi primer contacto con un Hang fue en Granada, paseando por el Albaicín (me encanta recordarlo) . Un misterioso sonido musical, en algunas notas parecía un instrumento de cuerda y en otras de percusión, más bien metálico. Pero en cualquier caso, y en su conjunto, era una melodía armónica, sutil y cargada de energía.

Decir que el Hang es un instrumento de este momento, absolutamente contemporáneo no es hablar en metáfora ya que fue inventado o descubierto (según a quién se pregunte) a finales del S. XX, más exactamente en el año 2000, en los laboratorios de la compañía PANArt, por Felix Rohner y Sabina Schärer en un cantón de Suiza. Hang significa mano en idioma Bernés. Fue el resultado de 25 años de investigación científica con acero y otros instrumentos de percusión resonante por todo el mundo, como el Gong, el Gamelan, el Steelpan, el Ghatam, etc.

El siguiente texto me ha parecido la mejor opción a la hora de transmitir qué es y qué significa y significó para sus creadores, los cuales también son sus autores.

La humanidad posee un inmenso tesoro cultural: los numerosos instrumentos musicales de todas las culturas diferentes. La música que sale de ellos consuela y satisface el alma del hombre. Los artesanos de instrumentos musicales son seres comprometidos con la tradición: Transmiten sabiduría anciana y habilidad.
Dan su sangre de corazón por un sonido bueno y tratan de mejorar la construcción de los instrumentos. También los adaptan siempre de nuevo a las necesidades de la gente, para que la música no las abandone y siga cumpliendo la tarea de ser un puente al mundo espiritual.
Uno de los instrumentos acústicos más joven es el steel pan de Trinidad. Llegó en 1951 a Inglaterra y más tarde a Europa central y nos atrajo. Durante veinte años construimos los steel pans.
Tratando de dar una mejor estabilidad a los tonos, desarrollamos un acero nuevo y lo llamamos
PANG*. El trabajo con este acero muy energético nos acercó al carácter del sonido del acero,
nos iluminó su lado caótico y su lado armónico. Empezamos a estudiar otros instrumentos de
metal y de entender su acústica reconstruyéndolos con nuestro acero. De esto nació el PANGinstrumento, huellas de un viaje que nos llevó del steel pan a las campanas, después al gong, gamelan, címbalos y tambores y que se terminó con el hang**, la unificación de ritmo y melodía. Una nueva dimensión musical se abrió. La mano se acercó al acero, el sonido ganó profundidad.

El hang encontró resonancia en almas de individuos de todo el mundo. Suena en las manos
de peregrinos modernos, en diferentes estilos de música, escenarios pequeños y grandes,
ceremonias religiosas, consultorios de terapias, escuelas, hogares y en lugares tranquilos para la
reconstrucción personal.

Nosotros, los artesanos del hang continuamos trabajando el acero e investigando. Nos alegramos de escuchar los ecos que vuelven del mundo.

Agradecemos a todos los que han contribuido con sus consejos y trabajo para el desarrollo de
este instrumento.
Sabina Schärer Felix Rohner
Artesanos del hang


Anuncios

Etiquetas:

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: